Emasa extenderá la reducción de la presión del agua a toda la ciudad como medida de ahorro

El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa), tiene en marcha un plan para rebajar de forma gradual la presión del agua que se inyecta en las redes de toda la ciudad con el objetivo de seguir reduciendo el consumo ante la situación de excepcional sequía declarada para el Sistema Guadalhorce-Limonero sin tener que llegar a aplicar restricciones.

Esta regulación ya se está realizando en horas valle y de menor demanda, principalmente por la noche, en algunas zonas donde la presión es mayor y las viviendas tienen menos altura (a más presión en las tuberías, mayor potencialidad de cantidad de agua fugada) obteniéndose una minoración de los caudales dispuestos que llegan incluso al 50%. En base a estos resultados, se irá extendiendo progresivamente a la práctica totalidad del centenar de sectores en la que está estructurada la ciudad con la previsión de completar el plan en un plazo aproximado de cuatro meses y la estimación de que se podría reducir el consumo en torno a un 20%.

En paralelo, también desde la sociedad dependiente del Área de Sostenibilidad Medioambiental también se está avanzando en proyectos para aumentar las aportaciones alternativas a los embalses mediante un mayor aprovechamiento de pozos del Bajo Guadalhorce y del freático, reducir las fugas en la red, optimizar la capacidad de tratamiento de la desaladora de El Atabal y potenciar el uso de agua regenerada.

A la vez que se hace un llamamiento a la colaboración de los ciudadanos para que moderen el consumo, también se recuerda que desde el pasado 16 de noviembre está vigente el bando dictado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que prohíbe el uso de agua potable para baldeo, riego de zonas verdes públicas y privadas, lavado de coches fuera de establecimientos autorizados o llenado de piscinas privadas.

Emasa está llevando a cabo una serie de actuaciones encaminadas a disminuir el uso de agua y seguir reduciendo las pérdidas en la red sin tener que llegar a aplicar restricciones.

En este contexto se enmarca el plan de regulación de presiones, una acción que se considera más efectiva que los cortes de agua por el mayor ahorro que supone al evitar que los usuarios hagan acopio antes de las interrupciones en el suministro, así como porque esa menor presión también lleva aparejado que se emplee menos agua al abrir el grifo. Además, se esquiva el riesgo de roturas y averías que pueden provocarse en las tuberías vacías cuando vuelven a entrar en funcionamiento. Así, La empresa municipal está desarrollando  planes de sectorización para rebajar la presión en toda la ciudad sin que apenas sea percibida por la mayoría de los usuarios, lo que permitirá incrementar el ahorro de agua y, por tanto, captar menos recursos de las reservas de los embalses.

Para ello, es necesaria la instalación de válvulas reguladoras junto a los medidores de caudales de las conducciones que suministran a cada zona, lo que requerirá una serie de obras en esos puntos. Ya se han implantado en una veintena de sectores, cuya puesta en marcha sólo está pendiente de la instalación de dispositivos de control para su activación y seguimiento, mientras está previsto que el próximo mes se reciban otros 50 equipos para que esta tarea de instalación prosiga en el resto de los sectores.

Entrada anterior
El Ayuntamiento lanza una campaña en todos los distritos para sensibilizar sobre el uso del contenedor marrón
Entrada siguiente
Teatro infantil gratis en Campanillas este sábado

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

jojobet Ataşehir Nakliyeci https://www.cameraporno2024.com https://www.massageporno2024.com https://www.sisterporno2024.com casibom jojobet jojobet medyum kahramanmaraş masaj salonu
Menú