Los trabajadores de Limasa acuerdan convocar huelga a partir del Viernes de Dolores

Málaga

limasaEUROPA PRESS –  Los trabajadores de la empresa mixta de limpieza de Málaga, Limasa, han aprobado este sábado en asamblea convocar una huelga de carácter indefinido en Semana Santa, concretamente a partir del próximo 22 de marzo, Viernes de Dolores. La decisión responde a los “incumplimientos” por parte de la sociedad de los acuerdos que se firmaron hace un año para, precisamente, evitar a última hora otro paro.

La situación se repite, por tanto, un año después y lejos queda esa imagen del 17 de febrero de 2012 en la que, en la sede del Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), tras haber fijado ya la Junta los servicios mínimos y después de la intervención, incluso, del propio alcalde, Francisco de la Torre, empresa y trabajadores consiguieron acercar posturas para concluir con avenencia.
El objetivo ahora del comité de empresa, según ha confirmado a Europa Press su presidente, Manuel Belmonte, es presentar la convocatoria de huelga este mismo lunes con el objetivo de que, si no se ofrece una alternativa que le haga cambiar de opinión, comience a las 06.00 horas del día 22, afectando a una de las semanas más importantes para la ciudad.
Los trabajadores reiteran que el problema de este conflicto laboral radica en que la empresa “incumple en un 90 por ciento los acuerdos firmados hace un año”, frente al “esfuerzo de la plantilla al dejar de ganar unos 2.800 euros anuales”, ha señalado Belmonte, quien ha advertido, además, de las “provocaciones” por parte de la dirección.
Entre algunos de los puntos más polémicos, se encuentra la supresión de los artículos del convenio que permiten desde 1989 que el puesto que un empleado deja por incapacidad, jubilación anticipada o fallecimiento pueda ser ocupado por un familiar.
Frente al acuerdo unánime de la Corporación municipal para poner fin a estas cláusulas, los trabajadores se oponen y defienden que “lo firmado en el Sercla en 2012 es inamovible y ya se verá en la negociación de 2013”. “Nosotros firmamos lo que firmamos y ahora la empresa le da la interpretación que le interesa”, ha subrayado el representante sindical.
Tampoco están dispuestos a una rebaja salarial, puesta ahora sobre la mesa por la empresa, ya que, como ha aclarado el presidente del comité de empresa, el compromiso de los trabajadores pasaba como mucho por la congelación.
Desde la dirección de la empresa, sin embargo, aseguran que la sociedad ha cumplido lo estipulado en el acuerdo firmado en febrero de 2012 ante el Sercla, a excepción de lo concerniente a la paga de enero.
De hecho, así lo trasladó la empresa este pasado viernes a mandos intermedios de la plantilla, habiendo difundido, además, una nota interna con su versión en relación con lo adoptado en 2012.
Según Limasa, el acuerdo firmado en el Sercla recoge que la cantidad abonada el año pasado era un pago único y no uno a consolidar en siguientes ejercicios como defiende el comité de empresa, por lo que no corresponde su abono en enero de 2013.
Sólo este punto supone una diferencia de 1,1 millones de euros respecto a las previsiones presupuestarias que maneja Limasa para 2013, año en el que se tiene que ajustar a una disminución de seis millones al haber bajado la aportación de capital realizada por el Ayuntamiento de Málaga –el 49 por ciento del accionario es municipal y el 51 por ciento restante de los socios privados–.

LAUDO

De forma paralela a este conflicto, se está a la espera también del laudo, de obligado cumplimiento, que ha de dictar el árbitro designado por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) de la Junta, Jesús Cruz Villalón, en relación con el desacuerdo surgido a raíz de la pretensión de la empresa de cambiar, al margen del convenio, los descansos y las vacaciones de los empleados fijos para minimizar las contrataciones de eventuales, con el consiguiente ahorro económico que ello conllevaría.
Este pasado viernes tuvo lugar la segunda reunión a la que estaban citadas ambas partes por parte del catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social Social en el Sercla. Tras hacerse patente el distanciamiento entre dirección y trabajadores, el árbitro dictará su laudo, teniendo como plazo máximo para ello el 15 de marzo.
[ad]

Entrada anterior
El Ayuntamiento de Málaga ofrece más de 750 plazas en 42 cursos orientados a la empleabilidad de los jóvenes
Entrada siguiente
Alevines del Campanillas ganan el torneo Kedede de fútbol 7

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
Abrir chat
Escríbenos ahora
Powered by