La piscina de Campanillas permanece cerrada desde febrero

piscina campanillasUrbanismo estudia quitar la concesión a su actual gestor por los «graves incumplimientos» del pliego

El Ayuntamiento de Málaga está estudiando rescindir el contrato a la empresa concesionaria de la piscina de Campanillas «por graves incumplimientos» de las condiciones del contrato que derivaron incluso en el cierre de las instalaciones que desde mediados de febrero. Desde el lunes 1 de julio también esta cerrado el gimnasio adjunto, esta vez por decisión empresarial.
El concejal de Campanillas, Luis Verde, informó ayer de que las áreas de Deporte y Urbanismo y el distrito de Campanillas estudian con la asesoría jurídica del Ayuntamiento «como solución de futuro la rescisión del contrato a la actual concesionaria de la piscina», la empresa Gestión de Ocio Deportes Fahala, en función «de los posibles graves incumplimientos del pliego de condiciones durante los últimos años», que han provocado quejas de los usuarios y un grave expediente disciplinario por la Gerencia de Urbanismo.
La idea del Ayuntamiento no es rescatar la concesión para gestionar la piscina directamente, sino quitarle la concesión al actual adjudicatario para volver a sacarlo a concurso, explicó Verde.
El concejal explicó no obstante la complejidad legal que tiene esta operación ya que el Ayuntamiento debe tener «elementos sólidos» para demostrar la existencia de graves incumplimientos que permitan ejercer legalmente la cláusula del pliego de condiciones que posibilita la rescisión del contrato.
La piscina de Campanillas se encuentra cerrada desde el pasado 13 de febrero. Fue clausurada por orden municipal tras comprobar graves deficiencias en la cubierta de la piscina con desprendimientos de elementos. El informe de Urbanismo indicaba «la existencia de grietas» en el cerramiento donde se asienta la cimentación; también la presencia de «elementos sueltos» en la cubierta ligera, sobre los vasos de las piscinas.
El concejal explicó que estas deficiencias están prácticamente solventadas y la piscina podría abrir próximamente, pero que dicha apertura es «independiente» del proceso puesto en marcha para intentar rescindir el contrato a la concesionaria.
La gestión de la piscina municipal de Campanillas, en la calle Fausto, fue adjudicada a la empresa Gestión de Ocio Deportes Fahala en 2005 y desde sus inicios tuvo críticas sobre posibles irregularidades en su actividad aireadas por los grupos de PSOE e IU en el Ayuntamiento. Finalmente, la propia Gerencia de Urbanismo pudo constatar que el concesionario, junto a la piscina, había construido otra serie de instalaciones sin contar con permiso para ello e incluso había ocupado suelo público. En concreto, el concesionario tenía permiso para levantar una piscina y sus correspondiente servicios de vestuarios, pero además había construido un gimnasio, un restaurante y un parque infantil.
Tras la apertura de un expediente sancionador, Urbanismo obligó a derribar una parte del gimnasio que se había levantado sin permiso y la mitad del restaurante, que también se levantó en una parcela que no forma parte del ámbito de la concesión de la piscina. Lo mismo ocurrió con unas casetas levantadas sobre unos 45 metros de zona verde. El concesionario fue multado con 250.000 euros, sanción que ha quedado reducida después del derribo de parte de las instalaciones y de que el concesionario se comprometiera a regularizar el resto.
Esta misma empresa concesionaria tiene adjudicada la gestión de la piscina de la barriada de Colmenarejo, sin que en esta ocasión se haya generado ningún problema y todo marche «con normalidad», señaló el concejal Luis Verde.
Fuente: La Opinión de Málaga
[ad]

Entrada anterior
Todo listo para la feria de Campanillas que se celebrará del 12 al 16 de julio
Entrada siguiente
Ida Ledesma pregona la salida procesional de la Virgen del Carmen

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú