El IBI bajará para la mayoría de los negocios de Málaga en 2014

Campanillas

mario cortesEl Ayuntamiento mantiene congeladas las tasas de Parcemasa, vados, bomberos, aparcamientos municipales y zona azul, entre otras

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este lunes las tasas y tributos para 2014. El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) subirá de media un 2,2 por ciento, lo que se traduce en unos 6,7 euros al año. Además, lo bajará a comercios, oficinas, almacenes y hostelería de media un 3,5 por ciento, con el objetivo de  reducir la presión fiscal y para reactivar la economía.

La concejala de Economía, María del Martín Rojo, y el portavoz del equipo de gobierno, Mario Cortés, han informado en rueda de prensa de la política fiscal del Consistorio. El tipo de IBI urbano se reduce un 5,81 por ciento en la mayoría de los inmuebles de modo que pasan a tributar con el tipo general del 0,4510 por ciento, ya que deja de aplicarse el Real Decreto 20/2011, que obligaba al Ayuntamiento a aplicar un mayor tipo a todos los inmuebles salvo los residenciales de menor valor.
Martín Rojo ha indicado que el tipo de IBI de Málaga se sitúa como «el más bajo de las grandes ciudades españolas y el menor tanto de las capitales andaluzas como de los principales municipios de la provincia». A ello se suma el hecho de que Málaga no tiene aprobada ninguna tasa de recogida de basura doméstica.
El tipo de IBI, ha añadido, se mantiene «como uno de los más reducidos y ocupa el puesto 664 de todos los municipios andaluces. La medida de unificar el tipo del IBI urbano en el 0,4510 por ciento –índice que van a tener todos los inmuebles, ya sea residenciales, comerciales, hosteleros, etcétera, excepto los diferenciados por usos de elevado valor catastral–, el Ayuntamiento «busca amortiguar los efectos de la revisión catastral en 2014».
Ha destacado «el máximo esfuerzo» realizado «para consolidar una presión fiscal baja, buscando mantener los ingresos lo más similares posible a 2013 y que den cobertura al presupuesto para 2014, es decir, a todos los servicios públicos que se ponen a disposición de los ciudadanos».
De esta forma se prevé que el importe total de los recibos de IBI urbano que se pondrían al cobro en 2014, si se mantiene el actual censo de contribuyentes, sólo suponga un incremento en torno a un uno por ciento para el Ayuntamiento.
En lo que respecta a las viviendas, a pesar de la subida gradual de los valores, que para 2014 supone aproximadamente un 6,6 por ciento a raíz de la revisión realizada en 2008 por la Dirección General del Catastro, dependiente del Ministerio de Hacienda, la cuota media residencial de los inmuebles del actual padrón subirá unos 6,7 euros al año.
Esta subida será «mucho menos acentuada» que en 2013, esto se debe, según el Consistorio, a que «el incremento del valor catastral en 2014 será solo el pertinente de ese año –y se ha unificado el tipo–, mientras que en 2013 los inmuebles asumieron de una vez la mitad del incremento de valor producto de la revisión catastral de 2009 –cinco años–«.

BENEFICIOS FISCALES

El Ayuntamiento incrementará su programa de ayudas al IBI que, según las previsiones, contará con un 20 por ciento más de beneficiarios, pasando de 7.000 en 2013 a 8.400 en 2014. Estas ayudas tendrán un montante superior al millón de euros del que se beneficiarán pensionistas, desempleados, menores de 30 años, familias monoparentales, familias con hijo menor de un año, personas con discapacidad igual o mayor del 65 por ciento, pensionistas de gran invalidez y víctimas de violencia de género. También continuarán los programas de bonificaciones potestativas al IBI para familias numerosas, que benefician a otras 2.500 aproximadamente.
Como novedad para 2014, aumentarán las bonificaciones del 50 por ciento de la cuota para las viviendas protegidas gracias a la aplicación de una prórroga de tres años adicionales, alcanzando un total de seis, desde el momento de su calificación, de lo que se beneficiarán unas 2.300 familias.
El Consistorio, ha insistido, «lleva años acudiendo a los instrumentos que legalmente tiene a su alcance para atemperar los efectos de la revisión catastral en los recibos de los malagueños desde 2009.
En este punto, han recordado que se solicitó al anterior Gobierno central del PSOE que los valores catastrales se acercaran al precio de mercado y corregir esta situación. El proyecto de ley que está promoviendo el actual Ejecutivo nacional «posibilita la medida de la actualización de valores a partir de los cinco años desde la última revisión».
A esta herramienta el Consistorio va a solicitar acogerse para 2015, cuando ya se le permite a Málaga, «de cara a seguir implementando acciones que favorezcan la situación de los malagueños». En concreto, se solicitará una actualización, «una medida que implica que de forma global todos los valores catastrales varíen su valor, a través de la aplicación de determinado coeficiente. Dicha actualización se pedirá con el objetivo de situarlos en la línea de los precios de mercado y lograr la contención, aunque la variación del valor depende de la Dirección General del Catastro».
Por otro lado, la gran mayoría de las empresas que tributan el IAE experimentarán el próximo año una reducción en sus cuotas, debido a la bajada entre un tres y un cinco por ciento de media del coeficiente de situación que se emplea para calcular su importe. Además, se mejorará la bonificación por creación de nuevos puestos de trabajo estables para estas empresas mediante la flexibilización de los requisitos.
Antes se exigía el incremento de la plantilla de un 15 por ciento como mínimo y ahora no hay mínimo exigido y se elimina este requisito. Dependiendo del incremento de plantilla, las ayudas fluctúan entre un tres y un 45 por ciento del importe de la cuota, han puntualizado.
El ICIO se mantiene y se crea una nueva bonificación del 20 por ciento de la cuota con el objetivo de fomentar el empleo; mientras que el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) se congela por segundo año consecutivo.

TASAS

La junta de gobierno local ha aprobado la congelación de la tasa de apertura de establecimientos para «seguir ayudando a la creación de empresas y la generación de empleo». Además, se mantienen congeladas la mayoría de las tasas –Parcemasa, vados, bomberos, etcétera– y experimentan rebajas algunas otras.
Las tasas por ocupación de la vía pública con quioscos, mesas, sillas, toldos y otros elementos experimentarán un descenso; en concreto, la reducción media será del 21,74 por ciento en el caso de las cuotas de mesas y sillas y del 37,5 por ciento en el caso de los quioscos. De esta reducción se beneficiará el 95 por ciento de los contribuyentes que tienen que hacer frente al pago de estas tasas.
La caída en las cuotas está motivada, según el Consistorio, por el hecho de que la ordenanza fiscal número 10, que regula estas tasas, utilizará como referencia para calcular su importe un elemento económico distinto al callejero fiscal, que se ha venido empleando hasta ahora.
Han recordado que el pleno aprobó el pasado mes de septiembre la nueva estructura tarifaria del agua, por las que los bloques que se utilizan como referencia pasarán a considerar el gasto por persona en lugar de por vivienda.
De este modo, el nuevo sistema, que comenzará a aplicarse el próximo 1 de noviembre, mantendrá el mismo número de bloques de precios así como su progresividad.

Fuente: EUROPA PRESS
[ad]
Entrada anterior
La copla llega este viernes a Campanillas de manos del programa "Música en los Distritos" del Ayuntamiento de Málaga
Entrada siguiente
La Guardia Civil desmantela 19 plantaciones de marihuana en la provincia en 10 días

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú