El Campanillas destituye al entrenador del cadete por agredir a un jugador rival

Campanillas

El episodio sucedió el pasado sábado durante un partido entre el Campanillas y el Juval.
Vea el Comunicado de la U. D. Campanillas

El altercado ha finalizado con una decisión ejemplar por parte del Campanillas, que destituido al entrenador-delegado de su equipo cadete tras agredir este presuntamente a un jugador del Juval, en un incidente en el que también participaron algunos padres y en el que resultó lesionado otro jugador más. Además, el técnico, Jorge Rodríguez, ha sido denunciado en el juzgado.
Los hechos sucedieron sobre el minuto 50 de un partido que vencían los visitantes (1-2), cuando un jugador del Juval sufrió una entrada tras la que tuvo que ser atendido por el delegado. A partir de ahí, las versiones son contradictorias. El Campanillas asegura que el asistente visitante le dijo al jugador que le diera una patada al primer rival que pillara, lo que poco después sucedería, acción que desencadenaría el incidente.
Por su parte, la versión del Juval indica que la trifulca se produce cuando el delegado enseña a la grada la marca del golpe recibido por su jugador, para demostrar que no era simulación, pudiendo realizar algún comentario.
Ambos clubes coinciden en que, hasta ahí, no dejaría de ser un incidente más entre jugadores. «Nos gustaría que sobre el campo no hubiera ni un soplido, pero no debía haber pasado de ahí», aseguraba ayer el director general del Campanillas, Manuel Delgado. En cuanto al técnico destituido, fue conciso: «Tiene dos denuncias, y que pague por ello». Igualmente, el dirigente del Campanillas -que hizo pública una nota en la que condenaba los violentos hechos- quiso aclarar que la actuación de un par de personas no se corresponde con la generalidad de la gente de la localidad, reiterando las disculpas al Juval, «con el que siempre hemos mantenido una gran relación, esperando que este incidente aislado no enturbie la amistad entre ambas entidades», según la nota.
En cuanto al Juval, su presidente, Manuel Díaz, también mostró su postura en cuanto a la necesidad de erradicar la violencia, especialmente cuando intervienen los padres de algunos jugadores, «la gran lacra del fútbol base». Díaz explicó también los problemas que tuvo su equipo, que se vio obligado a encerrarse en el vestuario a la espera de la llegada de la policía, tanto Nacional como Municipal.

Tras salir del campo, los jugadores agredidos fueron trasladados a un centro hospitalario en el que a ambos se les diagnosticaron politraumatismos, unidos en uno de los casos a un pequeño esguince cervical, presentando la correspondiente denuncia en el juzgado de guardia.
El Juval, que también quiso resaltar las buenas relaciones con el otro club, ha presentado las fotografías del incidente ante la federación para identificar a los participantes en la trifulca.

Entrada anterior
El colegio de Colmenarejo gana un premio de la Fundación Aena
Entrada siguiente
Ya puedes ver el vídeo del Traslado de La Virgen del Carmen

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú