El Ayuntamiento invierte 300.000 euros en el encauzamiento del arroyo Rebanadilla para evitar nuevos desbordamientos

El primer trimestre del año, Campanillas vivió varias jornadas de lluvias torrenciales que nos dejaron inundaciones históricas. El agua arrasó una parte del distrito afectando a más de 850 familias. Diferentes arroyos se desbordaron aquellos días y en concreto uno, el de Rebanadilla, sufrió varios envites de agua que no pudo soportar, anegando la calle Fausto y arrasando lo que encontraba a su paso.

Esto ha hecho que la Gerencia Municipal de Urbanismo actúe de emergencia para paliar los potenciales daños de futuras lluvias: así, desde el final de aquella tormenta, el departamento que dirige el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, realiza el encauzamiento parcial del arroyo, así como también se está liberando el cauce de cualquier obstáculo.

El objetivo de estas obras es tener capacidad de descarga para un caudal de periodo de retorno de 500 años. El agua desbordada del arroyo destrozó a su paso las protecciones del talud del cauce, la barandilla, los bordillos y ha socavado el firme de la calzada. El tramo de calle, según los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, afectado por la erosión y descalce en «diversos grados de la margen derecha de la vía es de unos 180 metros». De ahí las obras de emergencia que buscan encauzar parcialmente el arroyo.

Para encauzar parcialmente este arroyo se ha desbrozado el cauce y luego se ha realizado la excavación necesaria para ampliar la sección hidráulica. «El encauzamiento queda definido por una sección trapezoidal con una anchura de 3,60 metros en su base inferior y siete en la base superior, contando con una altura libre de 1,80 metros en la zona ejecutada aguas arriba de la piscina de Campanillas, contando en ese tramo con un encachado de escollera. Aguas abajo, se ha acometido un muro de escollera en el talud que linda con calle Fausto, habiendo actuado en una longitud de 290 metros de cauce en la actualidad».

Además, el pasado miércoles, 6 de mayo, se llevó a cabo la colocación de un marco de hormigón con una sección hidráulica de 2,20 metros de altura y 5,50 metros de anchura libre, así como nueve metros de longitud, con el objeto de restituir un paso existente sobre el arroyo Rebanadilla, explica el concejal de Urbanismo, Raúl López. «Es una obra de urgencia que se certificará cuando termine, pero sin duda la inversión ya ejecutada supera los 300.000 euros. Llevamos trabajando allí desde el fin de las lluvias», ha agregado el edil.

Entrada anterior
Campanillas sigue esperando las ayudas prometidas por el gobierno tras la riada
Entrada siguiente
Denunciado por alquilar una casa rural a 12 personas en Campanillas

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú